“La administración debería exigir una formación a quien quiera poner colmenas”

Entrevistamos a Benigno Basteiro, de Bembibre (Viana do Bolo -Ourense), uno de los apicultores de referencia en España en manejo de las colmenas y en mejora genética. De sus 2.500 colmenas extrae cada año miel y polen que exporta a Alemania

“La administración debería exigir una formación a quien quiera poner colmenas”

Benigo Basteiro en uno de sus apiarios

Benigno Basteiro es uno de los apicultores más reputados a nivel de España e incluso internacional por su buen manejo de las colmenas y su programa de mejora genética de reinas.

De sus 2.500 colmenas, repartidas por Viana do Bolo (Ourense), pero también en otros ayuntamientos gallegos, extrae cada año miles de kilos de miel y polen que exporta a envasadores de Alemania. Y es que, a parte de ser una referencia como apicultor, también tiene fama de ser quien más caro vende la miel en España.

¿Cómo surgió tu pasión por la apicultura?
Mis abuelos ya tenían colmenares y desde chiquillo me gustó. Tenía un tío que también se dedicaba a la apicultura como actividad complementaria y me gustaba ir al colmenar con él.

Cuando cogí los apiarios de mis abuelos y los de mi tío empecé a formarme y a viajar a Francia para aprender más de apicultura. Fue en esos primeros viajes cuando decidí que la apicultura fuera mi profesión porque en esta zona de Viana tenemos de los mejores recursos en cuanto a flora para vivir de las abejas.

Ahora mismo estamos trabajando con unas 2500 colmenas, algunas en la costa, pero la mayor parte en los ayuntamientos del entorno, con un promedio de producción que puede llegar a los 35 kilos de miel.

La producción varía mucho de un año para otro, y dependiendo del año improvisamos y vamos haciendo abeja, polen o miel. Nuestras principales producciones son en primer lugar la miel, y luego polen y abeja, que hacemos tanto para nosotros como para vender fuera. Para Alemania vendemos prácticamente toda la miel y el polen.

Hoy se está iniciando mucha gente joven en la apicultura, tanto como actividad complementaria como principal. ¿Que les recomendarías?
Ante todo formación porque es el pilar básico de la apicultura. Dados los problemas de cambio climático, enfermedades y plagas, si el apicultor no está formado fracasará.

 “En Galicia hay mucha apicultura de hobby que puede ser un problema sanitario para los que somos profesionales”

El futuro está en la profesionalización del apicultor. Además, el problema es que el que no está profesionalizado y deja que sus colmenas mueran por locke o varroa le va a causar problemas al apicultor profesional que está en su entorno. Y en Galicia aun se agrava más porque hay una apicultura muy de hobby, de gente que tiene 2 colmenas mal cuidadas y que puede contaminar toda la zona por falta de profesionalidad.

En este sentido, en Francia requieren una formación previa, tanto teórica cómo práctica, para poder poner colmenas y por ahí deberíamos ir. Sin embargo aquí, tanto en Galicia como en España, no hay ninguna regulación y como sigamos así a este paso puede ser un desastre para el profesional que quiera vivir de la apicultura.

¿Cuál es la principal amenaza para la apicultura en Galicia y en España en este momento?
La principal debilidad que hay es la varroa. Es el principal problema porque no se da controlado y no salen tampoco tratamientos alternativos. Llevamos con las mismas materias activas desde hace años y en este momento se están agotando.

La clave para afrontar la varroa considero que es un buen manejo, haciendo los tratamientos recomendados y aplicando las medidas de vigilancia y control, e ir alternando los productos que sean efectivos para evitar resistencias.

Vendes tu miel para el mercado alemán. ¿Que diferencia la miel de esta zona de la montaña de Ourense?
La miel de todos los países es buena y cada flora tiene sus propiedades y no podemos decir que nuestro miel es el mejor. Podemos defender perfectamente el nuestro porque cada zona produce una miel diferenciada.

En cuanto a calidades, sí que es cierto que nuestras mieles gallegas son las de más contenido en proteínas, minerales y con menos azúcares.

Pero lo importante es que sea miel, que no sea miel adulterada y en eso tenemos que implicarnos todos cómo consumidores. De hecho, estamos luchando porque se ponga el país de origen en el etiquetado y la proporción, así como el tipo de flora del que procede. Es decir, si mi miel va con un 40% de brezo, hay que ponerlo en la etiqueta, así como el país de origen.

En nuestro caso, intentamos hacer tres mieles monoflorales: de brezo, de castaño y de roble y así las vendemos. Esto nos permite diferenciarnos y competir mejor en precio con otras mieles que vienen de otros países, y que no son monoflorais.

¿Cómo se están comportando los precios de la miel para los apicultores?
Bien porque no hubo cosecha grande en los últimos años, pero cuando haya buena producción van a bajar los precios. Pienso que estamos a punto de entrar en una crisis de la miel, porque aumentó mucho número de colmenas a nivel mundial, se incrementó bastante el precio y, sin embargo, se está retrayendo el consumo. Y esto es a nivel internacional.

 “La principal amenaza para la apicultura es el cambio climático”

También tenemos que tener en cuenta que entraron países nuevos, como Turquía, con mieles de mucha calidad.

¿Los pesticidas son realmente la principal amenaza de las abejas?
Comparto el análisis pero por zona. Lo que nos afecta a todos los apicultores y que para mí constituye la principal amenaza es el cambio climático. Después, los pesticidas son una amenaza más en zonas con agricultura industrial.

Pero los cambios bruscos y sin estaciones marcadas como antes es lo que más afecta a las abejas. Es decir, el problema son las floraciones, que están descontroladas, y de hecho el pasado otoño fui a recoger castaña y estaba el fruto y la flor. Esto provoca que los árboles se debiliten porque no acumulan reservas y no florecen como debieran.

Y la avispa asiática. ¿Considera que en Galicia es el principal riesgo para la apicultura?
La avispa asiática vino para quedarse y hay que aprender a convivir con ella, como están haciendo en Francia, donde llevan 10 años con esta especie invasora. La clave es el trampeo y cuando presiona mucho en verano a la abeja debemos cuidar más las colmenas, con alimentación suplementaria. Es decir, si no entra proteína en la colmena porque las abejas no salen la pecorear al estar muy estresadas por las velutinas, es cuando debemos colocar en la colmena alimentación suplementaria.

Tenemos que estar preparados también para el escarabajo, que ya está en Italia, y que acabará llegando. Hoy es muy fácil propagar parásitos de un rincón a otro del planeta y es preciso que estemos preparados.

Las bajas en en algunos lugares de Galicia, sobre todo en la costa, llegan al 50% de un año para otro. ¿Como es en tu caso?
Somos privilegiados porque cuidamos los enjambres y el porcentaje de bajas está por debajo del 10%. Nosotros en octubre, a la entrada de invierno, revisamos todas las colmenas y las que se ven debilitadas o sin reina, las retiramos para la nave y ya las tenemos aquí. Es decir, tenemos pocas bajas porque retiramos las colmenas débiles antes de la invernada pero mucha gente no lo hace, y eso explica muchas bajas.

Estáis también produciendo cada vez más polen. ¿De que variedades?
Quitamos un monofloral de castaño que, según los franceses, es un auténtico lujo. Los mercados selectivos piden pólenes monoflorales y también los pagan casi el doble que el genérico.

Sois pioneros en España en selección y mejora genética de reinas. ¿Por que iniciasteis este camino?
Llevamos criando de las mejores abejas desde el año 2007, buscando que no sean agresivas. Antes de que una reina participe en nuestro programa, le hacemos un test higiénico y de producción. Cuando llevas unos años en programas de selección genética de reinas la diferencia se nota mucho.

Sin embargo, en España el sector aún no está maduro para esta línea que pienso que va a ser clave para el futuro, y se prefiere de momento hacer un trabajo de batalla, sin pararse en la calidad y reproducir los mejores ejemplares.

“En el futuro me gustaría pasar la apicultura ecológica”

Eres uno de los apicultores más codiciados para que te inscribas en la Indicación Geográfica Protegida Miel de Galicia y vendas la miel a envasadores inscritos en esta IGP. ¿Por que no te decides a dar el paso?
Porque la producción de miel certificada por la IGP pienso que debería tener una diferencia de precio con el mercado nacional para la exportación. Si tenemos una Denominación de Origen que aporta dinero y una materia prima muy buena debería ser diferenciada en precio para el apicultor, algo que no se hace.

Además, los precios deberían negociarse cada año, con un diferencial a mayores sobre el precio del mercado de cada campaña. Es decir, si en Alemania me pagan la miel a 3,50 euros para la exportación, en una IGP debería percibir como mínimo 10 o 20 céntimos a mayores. Y las condiciones de pago también se deberían mejorar.

¿Por donde te gustaría orientar tu explotación apícola para los próximos años?
No quiero crecer más en colmenas y sí me gustaría seguir trabajando para seleccionar más la abeja e ir a una apicultura ecológica. Pero el problema es que en este momento no hay tratamientos efectivos contra la varroa en apicultura ecológica, y supondría incrementar las bajas en el colmenar.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información