Galicia copa un 18% de las sanciones a la distribución e industrias alimentarias

Los operadores de la comunidad recibieron 221 multas de la Agencia de Información y Control Alimentario en el periodo 2014-2018. Más del 70% de los controles recayeron en el sector lácteo

Publicidade
Galicia copa un 18% de las sanciones a la distribución e industrias alimentarias

Promoción en un supermercado gallego en 2015. / Archivo.

Galicia está a la cabeza de España en incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria. La comunidad lidera el ránking de sanciones de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), el organismo del Gobierno central encargado de vigilar las relaciones entre productores, industrias y cadenas de distribución. Galicia acumula 221 de las 1.245 propuestas de sanción dictadas por la AICA entre 2014 y el 2018. Esa cifra de sanciones en Galicia representa un 18% del total de las multas. Ninguna otra comunidad se acerca a tal volumen.

El mayor control que se implantó en la cadena alimentaria desde enero del 2014, con la creación de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), deja un balance de claroscuros tras más de cinco años de funcionamiento. En general, el sector productor continúa criticando su escasa capacidad de negociación ante las industrias, en tanto las cadenas de distribución mantienen intacto su poder de fijación de precios.

Las organizaciones agrarias le han trasladado a la AICA en los últimos años situaciones como la falta de capacidad negociadora de las explotaciones lácteas ante las industrias lácteas o la banalización de los precios de la leche en los supermercados, si bien con un escaso éxito.

En cuanto a los precios en los supermercados, la Administración sólo interviene cuando se detectan casos de ventas a pérdidas, si bien es una cuestión en la que no entra la AICA y de la que se le da traslado a las correspondientes comunidades autónomas. En Galicia, desde 2014, la Agencia recibió un total de 26 denuncias por ventas a pérdidas, que le trasladó a la Xunta.

Incumplimiento de pagos y falta de contratos
El grueso de las sanciones de la AICA se centra en cuestiones que no alteran el actual equilibrio de poder de la cadena, aunque sí se sancionan incumplimientos cuya persecución beneficia, en parte de los casos, al sector productor. Así, el 44% de las multas impuestas por la Agencia se debe al incumplimiento de los plazos de pago y otro 16,7% a la ausencia de contratos.

La parte de la cadena con mayor volumen de sanciones es la industria alimentaria, con un 44%, seguida de la distribución mayorista, con un 29%, de la distribución minorista, con un 21% y del sector productor, con un 5%. Si se atiende a la cuantía de las sanciones, entonces la distribución minorista es la gran perjudicada, con 13.355 euros de promedio por sanción, seguida a distancia de la industria, con 2.594 euros.

Por sectores, el lácteo copa en Galicia más del 70% de los controles, en tanto otro 15% corresponde al sector cárnico y el resto se reparte entre el sector vitícola y otros.

En cuanto a las multas, el sector lácteo centra también una parte significativa de las sanciones en el conjunto de España, pues es el segundo sector en sanciones, con un 22,5% del total, sólo por detrás del de frutas y hortalizas, que aglutina, un 35%, y seguido a distancia del vino con un 11%.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información