”El potencial de los bosques gallegos para la producción de hongos es enorme y ayudaría a recuperar el rural”

Hifas da Terra acaba de recibir el Premio Alimentos de España 2017 a la mejor producción ecológica. Esteban Sinde Stompel, uno de los cofundadores y director de planificación estratégica de esta empresa pontevedresa nos habla del futuro de Hifas da Terra y de las potencialidades de la producción de setas en Galicia.

”El potencial de los bosques gallegos para la producción de hongos es enorme y ayudaría a recuperar el rural”

Esteban Sinde Stompel, uno de los cofundadores y director de planificación estratégica de Hifas da Terra

“Descubre lo que las setas pueden hacer por ti”. Con este lema nació hace 18 años Hifas da Terra, una empresa de biotecnología especializada en el mundo de la micología. Hoy es una empresa de referencia para el sector que emplea a 50 trabajadores en la parroquia pontevedresa de Bora.

Cuentan con una amplia colección de hongos que cultivan de manera ecológica, sin pesticidas ni trangénicos y con el máximo respeto a la naturaleza. A partir de ellos lograron desarrollar una amplia gama de productos alimentarios, terapéuticos, cosméticos y forestales con un mercado consolidado en varios países europeos y en constante expansión internacional.

Hifas da Terra acaba de recibir el Premio Alimentos de España 2017 a la mejor producción ecológica. Esteban Sinde Stompel, uno de los cofundadores y director de planificación estratégica de esta empresa pontevedresa nos habla del futuro de Hifas da Terra y de las potencialidades de la producción de setas en Galicia.

¿Que supone para vosotros recibir el premio Alimentos de España 2016 a la producción ecológica?
Este premio viene a reconocer los años de trabajo desde la creación del proyecto y todas las decisiones tomadas en el día a día que nos hicieron crecer en el campo de la investigación y en la búsqueda de nuevas soluciones sostenibles basadas en hongos para el cuidado de la salud y la conservación de nuestra paisaje. Este premio es un orgullo y también reafirma la viabilidad de proyectos científicos con marca gallega.

¿Cuál fue la clave para después de 18 años llegar a donde estáis en este momento en el mercado?
La investigación es la clave. La apuesta de Hifas da Terra por la investigación en micología aplicada en los campos en los que los hongos tienen mucho que aportar. Hablamos de la salud y de la biorremediación, ámbitos en los que basamos nuestros proyectos a día de hoy y en los que ya tenemos resultados que auguran un mayor reconocimiento de los hongos como recurso de gran valor.

Sobre esa base científica articulamos el proyecto que luego se complementa con otros departamentos que también son fundamentales para que a día de hoy podamos tener presencia internacional y dispongamos de un catálogo completo de productos elaborados con setas.

En este momento, ¿Cuáles son vuestras principales líneas de negocio y las principales cifras de la empresa?
Las líneas de nutracéuticos y el vivero de planta micorrizada son las principales líneas de negocio de Hifas da Terra. Ahora mismo contamos con un equipo de unos 50 trabajadores y que, sumando colaboraciones externas e internacionales, puede llegar a los 70.

El valor de la marca ronda los 10 millones de euros y dedicamos el 20% de nuestra facturación a I+D. Aunque nuestro principal mercado es España, el 40% de nuestra facturación viene de la presencia en mercados internacionales como Italia, Francia, Reino Unido, Portugal, Perú, Croacia….

“El 40% de nuestra facturación ya está fuera de España”

¿Qué potencial tienen los bosques gallegos para la producción de hongos? ¿Se está desaprovechando con la expansión de los bosques de eucaliptos a costa de las carballeiras?
El potencial de los bosques gallegos para la producción de setas puede ser determinante en la recuperación del rural. Toda vez que las plantaciones de castaños micorrizados con Boletus edulis producen 3.000 kg de castaña y 250 kg de Boletus por hectárea; simplemente con el 5% del territorio dedicado a la producción de castaña y setas, la facturación anual en primera venta ascendería a 210 millones de euros. Su valor en transformación podría ser más del doble.

Si unimos esto a la producción de los pinos micorrizados con níscalo y boletus (que consiguen en torno a los 250 kg por ha anuales) y las producciones de carballeiras y bidueiras en boletus, cantarelas y trompetas, estas actividades darían empleo temporal a millares de personas, pudiendo suponer un impulso fundamental para las economías rurales.

El eucalipto en sí no es el problema, existen miles de hectáreas de monte aptas para esta especie, que genera mucho empleo en nuestra comunidad y que también es un importante motor de riqueza. El problema real es la ordenación territorial. No puede ser que se planten eucaliptos en terrenos agrícolas y al lado de los núcleos de población.

Hace falta un pacto de estado para regular el empleo de las diferentes especies forestales, sancionando a todos aquellos que empleen especies forestales en terrenos agrícolas. Es una medida imprescindible para prevenir los fuegos y una de las bases para la recuperación de la economía agrícola.

 “Sólo con el 5% del territorio dedicado a castaña y setas, la facturación anual en primera venta ascendería a 210 millones”

¿Estáis notando el efecto del cambio climático en vuestras producciones?
El cambio climático se nota especialmente en las fuertes sequías del verano, que son perjudiciales para las plantaciones de árboles micorrizadas, donde hace años que provoca importantes mortalidades. En lo referente al cultivo, por suerte tenemos sistemas de irrigación programados para mantener una buena condición de humedad. Estos sistemas de riego deberían extenderse al monte, para evitar las importantes marras estivales que existen en algunas nuevas plantaciones.

¿Se puede hablar de que hay un mercado emergente para la producción de hongos? ¿Cuáles son las especies más demandadas?
Las setas siguen aumentando su consumo y con la tendencia al consumo de alimentos sanos la previsión de mercado continúa en ascenso. El champiñón sigue siendo la especie dominante (por su bajo precio), seguida muy de lejos por el Pleurotus. Sin embargo, el shiitake y la seta de cardo ya se hicieron un importante hueco en el mercado y está aumentando mucho su demanda, por la mejor calidad organoléptica.

De las especies silvestres, el boletus y el níscalo (Lactarius deliciosus) son las dos reinas, pero también hay un mercado creciente para los Cantharellus, trompetas, lengua de oveja o tricholomas. Sin duda, la trufa sigue siendo la especie más potente en facturación, aunque cada vez es más escasa.

Una importante línea de trabajo de Hifas da Terra es vincular micología y salud humana. ¿Cuáles son las principales aplicaciones medicinales de los hongos y en que líneas de trabajo os estáis centrando?
Realmente los hongos medicinales tienen aplicación en casi todos los campos de la salud. Existen más de un millón y medio de especies de hongos y por lo de ahora sólo trabajamos con las 20 especies de setas más conocidas. Dentro de estas, hay varias líneas de investigación abiertas en la empresa:

-Investigación oncológica: en la que hemos abierto un proyecto nacional (FungitechOnco), con centros biomédicos (Inibic) y empresas de producción biotecnológica, para conseguir cepas mejoradas de hongos con aplicaciones en la lucha contra las enfermedades como el cáncer. También tenemos pendientes dos ensayos clínicos, uno en el que ya pasamos el comité ético de 14 hospitales a nivel nacional, en el que se vincula alguno de los más importantes servicios de oncología del país.

 “Los hongos medicinales tienen aplicación en casi todos los campos de la salud”

-Investigación neurodegenerativa: con proyectos de investigación para luchar contra el alzhéimer y con colaboración activa con asociaciones para el apoyo al paciente, como AFAPO.

-Investigación en síndrome metabólica: con un proyecto de colaboración entre varias empresas y centros de investigación, en el desarrollo de nutracéuticos para combatir las claves de esta patología tan extendida en nuestra sociedad, como el colesterol,  diabetes, obesidad… en la que muchas setas tienen una acción directa científicamente demostrada.

También hemos hecho colaboraciones puntuales en enfermedades autoinmunes, problemas cardiovasculares…. En nuestra consulta de micoterapia (libre y abierta al público) llevamos registrados varios miles de casos de pacientes tratados con éxito con productos micoterapéuticos en las patologías más variadas.

La venta de árboles micorrizados es otra de vuestras especialidades. ¿Explica en que consiste y que garantías ofrece?
Cuando plantamos árboles micorrizados conseguimos que los castaños, pinos o robles nos den setas con gran valor como los Boletus, níscalos o las trufas. El ingreso por la venta de estas setas a veces puede llegar a superar el valor de la propia madera.

En el mundo forestal y agrícola no hay garantías de nada, nadie puede asegurar que un eucalipto vaya a dar X toneladas de madera o que un manzano va a dar X kg de manzanas. Pero nosotros tenemos muchas plantaciones de castaño produciendo 200 kg de Boletus edulis y 2.000 kg de castaña con solo 8 años; así como plantaciones de pino micorrizado que con 8 años ya producen 200 kg de níscalo. Dependiendo del lugar, el marco de plantación y los cuidados de los árboles estas producciones pueden variar sustancialmente.

La innovación juega un papel fundamental en nuestra empresa. ¿Cuáles son las principales líneas en las que trabajáis?
Realmente nuestra empresa tiene su origen en la I+D+i. Pero en nuestro caso la i pequeña es la más grande. Cada línea de investigación desenvuelta tiene el objetivo de crear una gama de productos. Así, en la investigación oncológica se creó la línea MOC (Mico-Onco Care), con extractos de cepas mejoradas de hongos para su aplicación en adyuvancia a los tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

En investigación neurodegenerativa productos como Mico-Leo y Mico-Rei fueron desenvueltos para recuperar la síntesis neuronal y la producción de mielina, estimulando el NGF (Nerve Growth Factor).

Respecto a la investigación en síndrome metabólica algunos de los nutracéuticos como Bio-Intestin, Mico-Mix o Mico-Shii están demostrando resultados muy relevantes para ayudar en el combate del colesterol, la diabetes o la obesidad.

 “Realmente nuestra empresa tiene su origen en la I+D+i”

En lo referente a productos alimenticios creamos los primeros chocolates con setas del mundo, miel con setas, membrillos… y fuimos los pioneros en el desarrollo de cremas y serums cosméticos con setas, incluso con una gama cosmecéutica para pacientes sujetos a tratamientos oncológicos.

Además de la línea de salud, en lo relativo al medio ambiente, seguimos innovando mediante la producción de árboles micorrizados de diferentes especies, como los castaños de fruto, robles y abedules con boletus, pinos con níscalo, encinas con trufa, etc.

Estas plantas, además de emplearse por muchos propietarios en plantaciones innovadoras, también se están plantando para restauración de minas y áreas contaminadas, en combinación con un sustrato innovador de descontaminación a base de hongos (Micotecnosol).

En cultivo de nuevas especies de setas también seguimos innovando indefinidamente y estamos en constante desarrollo de productos que mejoren la rentabilidad y funcionalidad de los cultivos micológicos.

Seta de ostra amarilla (Pleurotus citrinopileatus) producida por Hifas da Terra

¿Cuáles son las previsiones de crecimiento o estrategia de futuro de Hifas da Terra para los próximos años?
Hifas da Terra prevé un crecimiento entre un 10-20% anual, que más o menos venimos manteniendo en los últimos años. Nuestra estrategia pasa por fortalecer todas las nuestras líneas de negocio, desde lo cultivo, la producción de árboles micorrizados, el desarrollo de productos alimenticios la base de setas, la producción de cosméticos, la línea de nutracéuticos y el desarrollo de productos de oncología.

Cada una de estas líneas funciona como unidades de negocio independientes se están desarrollando gracias al enorme recurso de personal de alta cualificación existente en nuestra empresa. Tenemos más de 60 empleados y más de la mitad tienen titulaciones superiores, siendo muchos de ellos doctores en biología, bioquímica, ingeniería forestal, farmacia o medicina.  Sin duda, el potencial humano de Galicia es la clave de nuestra estrategia futura.

“Hifas da Terra prevé un crecimiento entre un 10-20% anual”

Para aquellas personas interesadas en la producción de hongos a escala comercial y de una manera profesional, ¿Que le recomendaríais?
El cultivo de setas creció mucho en los últimos años y las explotaciones cada vez se hacen más grandes y competitivas. Pero muchos cultivadores pequeños siguen comenzando para abastecer un mercado local o como autoconsumo de un local de hostelería o de turismo rural, complementando así el reciente micoturismo. Hay que hacer muy bien los números y ser flexible para adaptarse a los cambios cada vez más habituales del mercado. Nosotros por eso seguimos innovando en el cultivo de nuevas especies de setas para crear productos de mayor rentabilidad.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información