Consejos básicos para el cuidado de las abejas en otoño

Román Cid, promotor de la asociación Abellas Nais, una nueva entidad que agrupa a nuevos apicultores de la provincia de Ourense, ofrece unas recomendaciones para el cuidado de las colmenas durante esta temporada.

Consejos básicos para el cuidado de las abejas en otoño

Curso de Apicultura con Román Cid en Celanova. Foto: Xesús Fariñas

La nueva temporada apí­cola sin duda que comienza ahora, en otoño. Después de quitar la miel se impone una revisión escrupulosa del estado de la crí­a, abierta y cerrada, de la cantidad de alimento, miel y polen.

Es el momento de la colocación entre los dos últimos cuadros de puesta cerrada de las dos tiras de tratamiento anti-varroa, ubicadas, respectivamente, a 1/3 de la cabecera y trasera de la colmena, pues en esos cuadros se encuentran la mayoría de los ácaros, dependiendo también de la fuerza del enjambre.

Recordar que los tratamientos con ácido oxálico en estas fechas presentan varios problemas: por goteo mueren muchas abejas y quemado habrá que repetir varias veces, causando graves daños en su esqueleto. Su uso debe hacerse siempre bajo altas medidas de seguridad.

En los tratamientos a base de tymol deben seguirse escrupulosamente las indicaciones del fabricante. Puede haber abandono de abejas e incluso de la madre.

Es una buena técnica dar varias dosis de alimento estimulante, 1:1, para dejar el enjambre con muchas abejas nuevas, que conjuntamente con el peso de las provisiones de miel, van a garantizar una buena invernada y un buen comienzo en primavera.

La alimentación invernal no se aconseja y la otoñal tiene que ser de alta calidad, a poder ser de miel

Recordar que la alimentación invernal no se aconseja, pues para acceder al alimento el enjambre tiene que deshacer el bollo que se forma para concentrar el calor, que lo pierden al subir a alimentarse.

La alimentación otoñal tiene que ser siempre de alta calidad, y la mejor sigue siendo la miel. Muchos apicultores confirman el dicho de “medio alza es más rentable dejársela que quitársela “. Si proporcionamos alimento otoñal se debe exigir su composición, y también deberá constatarse en la etiqueta su nivel de HMF (Hidroximetilfurfural).

Debemos dejar las piqueras abiertas en relación a la fuerza del enjambre, para asegurar una buena ventilación y que no se humedezcan ni los cuadros de polen ni las paredes de la colmena.

Proteger la colmena de la lluvia y de los vientos dominantes es básico, así como colocar piedras u otro peso por encima de la tapa.

También se recomienda hacer visitas después de temporada de frío intenso para sopesar las cajas y hacer un cálculo del consumo. Delante de las piqueras podrá verse cera de opérculo.

En caso de poco peso revisar. Si las abejas estar muriendo de hambre, abejas metidas en las celdas y otras en el fondo caídas, diluir miel en agua tibia y pulverizar a las abejas. Ellas empezarán a limpiarse y a revivir. Habrá que reducir el espacio y alimentar.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información