6 ejemplos de fraude en los productos alimentarios gallegos que permite la administración

La Unión de Consumidores de Galicia ( UCGAL) y representantes de los consejos reguladores de distintas DOP e IGP ponen en marcha un grupo de trabajo para valorizar estos productos y luchar contra el fraude. “Corremos el riesgo de perder la buena imagen que tienen los alimentos gallegos”, advierten

Publicidade
6 ejemplos de fraude en los productos alimentarios gallegos que permite la administración

Reunión entre la Unión de Consumidores de Galicia y representantes de Consellos Reguladores

Luchar contra el fraude de los productos que se venden como gallegos o como caseros y que no lo son, incumpliendo los controles y las garantías en materia sanitaria, así como sus obligaciones fiscales, resultará clave para no perder en los próximos años la buena imagen que tienen los alimentos gallegos.

Así de contundentes se manifestaron los representantes de distintas Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas que se reunieron este martes por la mañana en Santiago, convocados por la Unión de Consumidores de Galicia, para crear el primer grupo de trabajo con el objetivo de desarrollar líneas de actuación conjuntas en los próximos meses. Una mayor implicación de las administraciones, especialmente de los ayuntamientos y de la Consellería de Sanidade, para hacer cumplir la ley, lucha contra el fraude en el etiquetado, garantizar el derecho de los consumidores a la información o puesta en valor de los productos alimentarios gallegos con sello de calidad fueron algunas de las líneas que se plantearon.

A esta primera reunión celebrada esta mañana en el Consejo Económico y Social (CES) de Santiago de Compostela asistieron el secretario del Consejo Regulador de la DOP Mejillón de Galicia, Alfonso Alcaide; la secretaria del Consejo Regulador de la IGP Miel de Galicia, María de Diego Roldán; la secretaria del Consejo Regulador de la DOP Queso tetilla, Mari Sé Mosteiro Zapata; el secretario Gerente del Consejo Regulador de la DOP Arzúa-Ulloa, Óscar Pérez Ramil; el presidente del Consejo Regulador de la DOP Ribeiro, Juan Manuel Casares Gándara; el presidente y la secretaria del Consejo Regulador de la IGP Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia, José Antonio Feijoo Mateo y Carmen Otero; el vicepresidente del Consejo Regulador de la DOP Pimiento de Herbón, Jose Manuel Ferro Lago; el presidente de la IGP Faba de Lourenzá, José Cuadrado Oural; el Presidente de AFAPAN (Asociación de Fabricantes de Pan de la Provincia de Lugo), César Fieiras; representantes de la APROINPPA (Asociación Provincial de Panadería y Pastelería de la Provincia de Pontevedra), José García y Pablo Cendón; y el vicepresidente de Fegapan (Federación Gallega de Asociaciones de Fabricantes de Pan), Marcial Grela.

El grupo de trabajo, que se volverá a reunir a finales de febrero, estará abierto a todas aquellas otras entidades que propongan las ya integrantes y también a aquellas que soliciten su participación.

Los ejemplos de las irregularidades con los productos gallegos de calidad

1) El pan que se vende como gallego en el resto de España pero no lo es

Los representantes de los panaderos, que en las próximas semanas está previsto que cuenten por fin con la Denominación de Origen Pan Gallego una vez que se publique en el Boletín Oficial de la Unión Europea, destacaron las enormes posibilidades que abre este distintivo de calidad para el pan elaborado en Galicia. “No solo será clave para luchar contra el plagio del pan que se vende como gallego en el resto de España, sino también para impulsar y hacer atractivo el cultivo del cereal en Galicia, creando riqueza y fijando población en nuestro rural”, destacó César Frieiras, de la Asociación de Fabricantes de Pan de la Provincia de Lugo.

Además, alertó de la “utilización continua del pan como producto reclamo, con un precio irrisorio, por parte de la distribución”.

En la misma línea incidió Marcial Grela, quien puso sus esperanzas en que la DOP Pan Gallego “sirva para luchar contra ese pan que se vende como gallego pero que no lo es, y está incluso elaborado en Valencia, así como para potenciar el cultivo del cereal en nuestra tierra, máxime cuando ya tenemos dos variedades de trigo autóctono certificadas”.

2) Los quesos o la miel que se venden como caseros sin ningún control sanitario

El prestigio de los quesos gallegos con Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida se ve amenazado en buena medida por todos aquellos que se venden en ferias y mercados, así como directamente a la hostelería, como productos caseros y artesanales, sin que la leche pase el control sanitario, con el consiguiente riesgo para la salud humana, y a menores precios que los legales, al no pagar impuestos.

“Es una situación claramente ilegal, sobre todo en los mercados municipales, en los que los ayuntamientos deben intervenir y denunciar estos casos porque es su competencia garantizar que los alimentos que se venden en la vía pública están etiquetados y sean salubres. Y sino delegar en la Xunta. Pero desgraciadamente son contados los ayuntamientos que cumplen la ley”, explicó Mari Sé Mosteiro Zapata, secretaria del Consejo Regulador de la DOP Queso tetilla, una situación que también sufren en la DOP. Queso Arzúa-Ulloa.

“Tenemos un gran problema con los quesos que se venden en las ferias y mercados ambulantes, y los ayuntamientos miran para otro lado”

El fraude, según explicaron, se extiende también a la restauración, que compra estos quesos caseros y sin etiqueta. “La única vía efectiva es denunciar, fue lo que hicimos en varios locales de hostelería de Santiago, después de enviarles cartas advirtiéndoles de que las sanciones pueden ascender a hasta 30.000 euros”, añadió.

Desde el Consejo Regulador de la IGP Miel de Galicia, su secretaria, María de Diego Roldán, también contó que uno de los grandes problemas a los que se enfrentan “es toda la miel que se venden sin etiqueta, aunque con el Decreto de Producción Primaria sí que se avanzó bastante en el etiquetado”.

Sin embargo, reconoce que “sigue habiendo mucha miel foránea que se vende como gallegA, y mucha miel que pone en la etiqueta de Miel de Galicia, cuando no puede emplear ese nombre si no está en la IGP”.

3) El vino que se vende como “Ribeiro Turbio” perjudicando a la Denominación de Origen Ribeiro

Aunque con variaciones, los daños que provoca la apropiación del nombre de Galicia en los productos alimentarios gallegos avalados por un sello de calidad como son las IGP o las DO, también se extiende al mundo de los vinos.

Así, Juan Manuel Casares Gándara, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribeiro, relató el caso de los vinos que se venden empleando el nombre Ribeiro o como Ribeiro Turbio, sin etiqueta del Consejo Regulador, y perjudicando la imagen de los vinos de esta DO.

Ante esta situación, explicó que “este año, y por primera vez en la historia del Consejo Regulador, pusimos en marcha un protocolo para denunciar estas situaciones fraudulentas, que se dan tanto en Galicia como en el resto de España”. “Y de los 6 casos que nos hicieron llegar desde hace unas semanas, 5 ya rectificaron después de recibir una carta de nuestros abogados”, explicó.

En este sentido, el presidente de la DO Ribeiro defendió realizar una labor de educación, especialmente entre los consumidores y los hosteleros, sobre las garantías que aportan los precintos de calidad.

Además, Juan Manuel Casares hizo un llamamiento a la necesidad de “romper el círculo vicioso de que la administración no interviene porque no hay una denuncia, y de inspeccionar únicamente a aquellos productores o industrias que están registradas”.

4) “Los hosteleros compran el pimiento de Marruecos o Murcia a granel y lo venden cómo de Padrón”

El vicepresidente del Consejo Regulador de la DOP Pimiento de Herbón, Jose Manuel Ferro Lago, expuso la situación de competencia desleal a la que se enfrentan, “tanto debido a los propios vecinos que producen pimiento pero que no están dados de alta en la IGP y que tiran con los precios, vendiendo el kilo a 2 euros o menos frente a los 3 que cuesta el de la IGP, y a veces incluso sin estar dados de alta en la seguridad social, como sobre todo a la hostelería, que emplea las pocas bolsas que te compran para llenarlas con el pimiento de Marruecos o de Murcia que compran a bajo precio y venden como de Padrón”.

Igualmente, criticó la falta de colaboración de los ayuntamientos para hacer cumplir la ley: “¿Cómo se entienden que el Ayuntamiento de Padrón permita que en las Fiestas de la Pascua, en el mes de marzo, cuando en Galicia, y menos en nuestro ayuntamiento, no se produce pimiento, casi todas las pulperías y restaurantes ofrezcan pimiento de Padrón en su menú?”, se preguntó.

5) “La IGP Faba de Lourenzá está en una situación muy difícil por la competencia de los que venden por fuera”

José Cuadrado Oural, presidente de la IGP Faba de Lourenzá explicó la difícil situación por la que atraviesan puesto que los 39 productores inscritos padecen la competencia desleal en precios de otros 250 que también la producen y venden, muchos de ellos personas jubiladas.

“La venden a menos precio, porque en muchos casos no pagan ningún tipo de impuesto, y se aprovechan de la fama de la Faba de Lourenzá. Esto está llevando a que haya productores que se estén planteando salir de la IGP porque así no tienen los controles y las auditorías de calidad que realizamos”, relató. “Y esto -advirtió- desanima claramente a la gente que quiere emprender en la agricultura.

6) “Vender aguardiente o licor de garrafón a la hostelería para que rellenen las botellas solo pasa en Galicia”

Por parte del Consejo Regulador de la IGP Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia, sus presidente y secretario, José Antonio Feijoo Mateo y Carmen Otero, recordaron que la suya es una de las IGP más afectadas por la competencia desleal, y en muchos casos ilegal -al no pagar impuestos y pasar controles sanitarios- de los llamados licores y aguardientes caseros.

“Es una práctica ilegal que hacen destilerías gallegas y que es seguida por hosteleros gallegos. De hecho, Galicia es la única Comunidad donde estas empresas le venden en garrafas a la hostelería, a precios muy bajos, para que rellenen las botellas con este producto de malísima calidad y dudosas garantías sanitarias para el consumidor”, advirtió José Antonio Feijóo Mateo.

En este sentido, el presidente de la IGP Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia alertó de que “de seguir así vamos a dejar que acaben con la fama de Galicia como productora de alimentos y bebidas de primera calidad”.

image_print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información